🧹Cómo limpiar los bornes de la batería del coche - Low-Cost Renting
Alquiler, furgonetas, Barcelona, Badalona, Montigalá, 24, 7, horas, días, barato, mercedes, sprinter, vito, citan, tourer, largo, larga, mediana, calidad, low, cost, renting, conductor, instante
17519
post-template-default,single,single-post,postid-17519,single-format-standard,bridge-core-1.0.4,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-18.0.8,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive

Cómo limpiar los bornes de la batería del coche

La batería del vehículo es uno de los elementos más importantes para que todo funcione correctamente. Gracias a esta podemos desde arrancar el motor hasta poner en funcionamiento cualquier componente eléctrico cuando el alternador no está en funcionamiento.

Sin embargo, también es uno de los principales componentes que pueden sufrir una avería en el coche, normalmente por un mal mantenimiento que depende de múltiples factores.

Entre todos los cuidados que precisan las baterías del automóvil encontramos la limpieza de los bornes, a fin de evitar tanto su corrosión como su sulfatación. Es una tarea relativamente sencilla que se puede hacer en casa con un poco de paciencia, los materiales necesarios y tomando las precauciones debidas.

Qué necesito para limpiar los bornes de la batería

Para limpiar los bornes de la batería necesitarás algunas herramientas que, frecuentemente, todos solemos tener en nuestra caja de herramientas o garaje:

  • Una llave de tuerca o un destornillador.
  • Trapos.
  • Un recipiente con medio litro de agua y dos cucharadas de bicarbonato sódico o Coca-Cola.
  • Un cepillo de púas metálicas.

Pasos para limpiar los bornes de la batería

Lo primero que debes de tener en cuenta a la hora de limpiar los bornes de la batería es que mucho de los coches actuales cuentan con un módulo de gestión de la electrónica que puede hacer que numerosos elementos se desprogramen si dejamos la instalación eléctrica sin alimentación, es decir, si quitamos la batería. Piensa que los fabricantes siempre buscan la forma de que no puedas hacer nada por ti mismo y tengas que acudir al taller oficial.

Puede que, tras limpiar los bornes de la batería, nos toque acudir a un taller autorizado para que nos vuelvan a programar algunos sistemas como el ESP, el Start/Stop, la recuperación de energía en las frenadas, la radio o la alarma, entre muchos otros, o que simplemente ni siquiera tengamos acceso a la batería al abrir el capó de nuestro vehículo.

Proceso paso a paso

Si tienes la suerte de no toparte con estos inconvenientes o, a pesar de todo, estás dispuesto a enfrentarte a ellos, vamos a ver paso a paso cómo limpiar los bornes de una batería con seguridad. Ten en cuenta que debes de seguir unas determinadas pautas porque es un elemento delicado, ya que está llena de ácido:

  1. Lo primero -aunque parezca una obviedad- es cerciorarnos de que el motor del automóvil se encuentra apagado.
  2. Después, quita primero el cable negativo (-) de la batería, aflojándolo con un destornillador de cabeza plana y levantándolo del borne de la batería (los bornes son dos cilindros ubicados sobre la propia batería). No lo dejes sobre nada metálico o provocarás un cortocircuito, ni permitas que toque el cable positivo si no quieres un disgusto en forma de descarga eléctrica.
  3. En segundo lugar, quita el cable positivo (+) de la batería usando el mismo sistema que con el anterior.
  4. A continuación vierte la mezcla de bicarbonato de sodio (o Coca-Cola) y agua sobre los bornes de la batería y los extremos metálicos de los cables, dejándolos actuar durante unos minutos.
  5. Pasado este tiempo, frótalos con el cepillo de púas metálicas hasta que la sulfatación o corrosión se eliminen.
  6. Para aclararlo, vierte agua sobre los terminales de la batería y los cables, y déjalos secar.
  7. Una vez seco, aplica una fina capa de vaselina a los bornes de la batería para evitar futuras sulfataciones y alargar de esta forma la vida de tu batería.
  8. Por último colocaremos de nuevo los cables, ahora primero el positivo y luego el negativo, asegurándonos de que quedan bien ajustados.
¡Compártelo!