Abrir el coche "a la holandesa", significado y ventajas - Low-Cost Renting
Alquiler, furgonetas, Barcelona, Badalona, Montigalá, 24, 7, horas, días, barato, mercedes, sprinter, vito, citan, tourer, largo, larga, mediana, calidad, low, cost, renting, conductor, instante
17208
post-template-default,single,single-post,postid-17208,single-format-standard,bridge-core-1.0.4,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-18.0.8,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive

Abrir el coche «a la holandesa», significado y ventajas

Ni es un chiste, ni hay broma en esto. Abrir el coche a la holandesa puede salvar vidas. Con ella te proteges tanto a ti como al resto de usuarios de la vía, especialmente a los más vulnerables que son los motoristas y ciclistas, también los peatones.

Lo que pretende evitar es el riesgo que se produce cuando un conductor abre la puerta sin cerciorarse de si su acción tendrá consecuencias peligrosas para los demás. La máxima es que nunca hay que apearse del vehículo sin mirar por el espejo retrovisor para comprobar que no hay peligro, esta técnica obliga a hacerlo aunque de manera involuntaria se nos olvide.

Tweet Guardia Civil

Por qué siempre debes abrir la puerta ‘a la holandesa’

El método holandés para abrir la puerta del coche (también conocido como dooring) va un paso más allá de la costumbre (que todo conductor debe tener) de mirar los espejos retrovisores antes de abrir la puerta para apearse del coche. Y es algo tan sencillo, pero eficaz como abrir la puerta con la mano derecha en lugar de la izquierda.

Abrir la puerta con la mano derecha puede parecer más incómodo y es cierto que lo es ya que por proximidad lo más sencillo es accionar el tirador con la izquierda. De esta forma se asegura que el conductor mira la vía antes de abrir la puerta evitando el riesgo de chocar con un motorista, ciclista o peatón.

¡Compártelo!